Slider[Style1]

Style2



Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

5 clientes de correo electrónico para iOS que deberías probar


Administrar nuestro correo electrónico cada vez es una tarea que realizamos con más frecuencia desde nuestro dispositivo móvil. Por ello compartimos contigo estos 5 clientes de correo electrónico para iOS que deberías ojear:
Spark
Aunque es nuevo, ha gustado mucho gracias a su efectivo método de organización de correo con ayuda de sus filtros, que nos permiten recibir los mismos por intereses priorizando así nuestra bandeja de entrada. ¿Tienes un Apple Watch? En ese caso, Spark también tiene soporte para el reloj inteligente de los de la manzana mordida. Está desarrollado por Readdle y su diseño es exquisito.
Outlook
Hace tiempo que los clientes de correo electrónico de una empresa funcionan con cualquier otro proveedor, por ejemplo, la aplicación de correo de Microsoft es una excelente opción para gestionar desde iOS, ya sea tu correo Outlook, Gmail o cualquier otro. Además, el cliente de Outlook permite tener acceso a también a tus contactos y calendario, y sí, también tiene filtros para organizar de forma rigurosa cada correo recibido.
CloudMagic
No por ser el tercero de esta lista tiene que ser el menos recomendado, al contrario, la interfaz de CloudMagic es una de las que más gusta en cuanto a clientes de correo para iOS se refiere pues es extremadamente sencilla. Además, tiene soporte para protegerse vía Touch ID. Seguro que si pruebas seta aplicación te quedarás enganchado rápidamente.
Inbox
Sí, estás en lo cierto, Gmail para iOS siempre fue horrible y por eso Google decidió lanzar Inbox, un cliente de correo electrónico multicuenta que organiza de forma casi perfecta todos los correos que van llegando de forma automática por categorías (o etiquetas como muchos le llaman). Su interfaz es muy agradable.
Mailbox

Lo de Mailbox es un caso especial. Este cliente nos propone convertir nuestro correo en algo así como una lista de tareas que se pueden posponer, archivar, responder y más. La aplicación está disponible desde hace tiempo y sin duda alguna debe ser recomendada gracias a su excelente forma de funcionar. Deberías probarla.

4 consejos para evitar que tu correo electrónico absorba tu día


El correo muchas veces se convierte en un mal necesario cuando de negocios se trata, y aunque día a día nacen más vías de comunicación e interacción, todavía no existe un sustituto para el correo electrónico. Te dejamos con 4 consejos para evitar que tu email absorba tu tiempo y así volverte más productivo, ya sea en casa o en el trabajo:
1. No mezcles tu correo con el café mañanero
Sí, aunque no lo creas, lo mejor que puedes hacer es evitar leer tu correo justo antes de realizar cualquier actividad al inicio día, dicho de otra forma, ¡no revises tu correo tan temprano por la mañana! Y aunque te parezca de locos, revisar el correo por la mañana automáticamente condiciona tus reacciones emocionales evitando que logres priorizar tus actividades. De hecho es algo que confirmó David Finkel en un estudio, quien dijo que la primera parte del día debe ser invertida en labores de trabajo específicas y prioritarias, ¡libres de correos electrónicos!
2. Ponte horario para revisar tu correo electrónico
Al menos los correos de trabajo, deberías gestionarlos y revisarlos de forma periódica y organizada, tratando de que sea en momentos específicos del día cuando le echas un vistazo a tu bandeja de entrada en vez de tener que lidiar con numerosas notificaciones cada hora desde tu smartphone revisando una por una (sí, las notificaciones son otro problema que absorbe y distrae).
3. Prioriza los correos a responder al final del día
Sólo faltan unos cuantos minutos para finalizar tu jornada laboral, ¿eres de los que se apresuran por responder la mayor cantidad de correos electrónicos posible en esos últimos 10 minutos? Si es así, ¡estás cometiendo un error! Diversos estudios han afirmado que los últimos minutos del día deben ser utilizados sólo para responder los correos verdaderamente necesarios. Eso es lo que hace la gente exitosa, priorizar.
4. Desempolva los filtros de tu correo

Por si no lo sabías, las plataformas de correo electrónico como Gmail y Outlook son capaces de aplicar reglas y filtros que ordenan cada correo entrante en tu bandeja de entrada por carpetas. Esto sin duda alguna ahorra tiempo a la hora de revisar todos los días tu email, pudiendo organizar tus mensajes por empresas, personas, y más.

4 consejos antes de enviar un correo electrónico laboral o personal


¿Creíste que estabas enviando tus correos electrónicos de la mejor forma? Estudios han revelado que la forma en que los redactamos influye en las respuestas que queramos obtener, un triste correo electrónico podría dejarte muy en mal como persona. Pon atención a estos 4 consejos a la hora de enviar un correo electrónico:
Pon atención al asunto
El asunto del correo muchas veces es ignorado o descuidado, de hecho, la mayoría de las veces sucede que escribimos palabras como “hola”, “fotos”, “correo” y más tonterías en dicho campo, cosa que realmente desagrada muchísimo al destinatario y que probablemente reduzca la probabilidad de que nos contesten más rápidamente. Es una buena práctica redactar un asunto que en pocas palabras diga de qué trata el correo.
Nunca olvides el saludo
Aunque ya conozcamos a la persona a la que enviaremos un email, bien podríamos escribir un sencillo “Hola, qué tal” que seguramente será bien recibido. Y en caso de que nos dirijamos a alguien desconocido, un “Estimado o Estimada” como saludo será lo más adecuado. ¡Jamás empieces con el contenido de un correo electrónico importante sin antes saludar!
No te pases de ‘agradable’
Aunque no te des cuenta, todos normalmente acostumbramos a redactar nuestros emails de forma tal que consigamos agradar a quien lo recibe, muchas veces de forma tan exagerada que pareciera que hubiéramos dormido la noche anterior con esa persona, ¡por favor no superes esos límites! Sobre todo si te gusta usar Emojis, no los utilices en cada frase pretendiendo que de esta forma te contestarán más rápido. Recuerda: no todo el mundo quiere ser tu amigo.
Pon atención a tu firma automática

No, la firma no debe ser un currículum vitae para que te contraten inmediatamente, ¡todos los excesos son malos! Asegúrate de que tu firma automática tenga únicamente los datos necesarios sobre tu contacto y tu persona, sin exageraciones, sobre todo cuando se trata de correos laborales.

Violencia contra las computadoras


Muchos dicen, ellas tienen la culpa, otros saben que es estrés, mientras que otros solo lo hacen para relajarse; ¿De qué estamos hablando? Pues bien, de nada más y nada menos que del estrés ocasionado por la mala utilización de su energía y otras malas costumbres al momento de realizar nuestras labores diarias en la oficina. Como por ejemplo, al leer correos electrónicos y contestarlos; algo en lo que últimamente pagan por realizar.
Escribo acerca de esto, porque hasta no hace poco, trabaje con una de mis principales actividades laborales; me pagan por redactar correos electrónicos, y dejar  todo plasmado en ellos, así como de recibir aprobaciones, sugerencias a soluciones en mi ámbito laboral y todo: por medio de los correos electrónicos.
Mientras realizaba mi trabajo, muchas veces vivía frustrado y he aquí por medio de este artículo, las razones y algunas de mis sugerencias.

“¿Qué hace usted cuando su computadora no funciona como desea?”, pregunta la revista electrónica alemana PC Welt. “¿Le da un golpe? O ¿la tira por la ventana?” Tales reacciones no son raras. En una encuesta mundial realizada entre 150 directivos del campo de la tecnología informática, el 83% de ellos informaron casos de arrebatos de cólera o actos de violencia contra las computadoras. Los usuarios que se frustran porque el ordenador tarda en descargar información o porque el ratón deja de funcionar, a veces golpean el monitor, lanzan el ratón contra la pared, dan un puñetazo al teclado e incluso una patada a la computadora. Aunque el aparato se convierte en el objeto de su frustración, a menudo es el usuario quien ha causado el problema. Por ejemplo, una empleada se enojó con su programa de correo electrónico porque no enviaba sus mensajes. Posteriormente se descubrió que, en vez de escribir la dirección electrónica, había escrito la dirección física. 

SE VUELVE NECESARIO EVITAR EL ESTRÉS CAUSADO POR LAS COMPUTADORAS
Para poder sobrellevar su ritmo de trabajo debes realizar pausas pausas activas de movimiento dentro de la misma oficina, que consisten en ejercicios de movilidad y estiramiento. Sólo 5 minutos y estarás haciendo frente a los daños del sedentarismo.
Esta rutina, según recomiendan los especialistas, debe comprender ejercicios de calentamiento, aeróbicos, de fortalecimiento muscular y restablecimiento postural, por lo que incluso algunos expertos señalan que se debe extender por a lo menos una hora. Debes replicar esta práctica 3 veces por semana y en lo posible complementarla con tu deporte favorito ya fuera de la oficina.

  • En primer lugar, evita atender el teléfono sosteniéndolo con la cabeza. Si esto fuese estrictamente necesario, recibe cada llamada alternando el lado de la cabeza. Es decir, utiliza los 2 oídos.
  • · Mover el monitor a distintos lados es otra excelente alternativa, ya que de esta manera evitarás que tu cabeza y tu vista estén fijas siempre en el mismo punto.
  • · En tercer lugar, debes levantarte cada cierto tiempo y caminar por lo menos diez metros. Este breve paseo puedes acompañarlo con movimientos circulares de tus brazos.
  • · Los pies deben estar siempre apoyados en el piso o en una superficie adecuada, evitando áreas que presenten irregularidades.
  • · También es importante que te sientes cerca del escritorio, siempre con la espalda recta y completamente apoyada en el respaldo de la silla y justo enfrente de la pantalla de la computadora.
  • · Procura formar un ángulo de 90 grados entre el muslo y la pierna y también entre el brazo y el antebrazo.
Por último no ubiques el teclado de la computadora al borde del escritorio, sino a unos quince centímetros para poder apoyar la muñeca y evitar lesiones en esa zona. Ahora a trabajar y ¡adiós al estrés!

Las promesas de la oficina sin papel y la realidad



A decir verdad, las mismas máquinas que se suponía que lograran la “oficina digital” nos han enterrado en montañas de papel cada vez mayores. De hecho, se calcula que el consumo total de papel ha aumentado en los últimos años. Scott McCready, analista de International Data Corporation, dice: “Lo que hemos conseguido al automatizar las oficinas es aumentar la capacidad para generar material impreso a un ritmo por encima del 25% anual”. Las computadoras personales, las impresoras, las máquinas de fax, el correo electrónico, las fotocopiadoras e Internet han incrementado enormemente el volumen de información que muchas personas manejan —e imprimen— a diario. De acuerdo con la empresa CAP Ventures, Inc., en 1998 había en todo el mundo 218 millones de impresoras, 69 millones de máquinas de fax, 22 millones de aparatos multifuncionales (equipo que realiza funciones de impresora, escáner y copiadora), 16 millones de escáneres y 12 millones de fotocopiadoras.
En su libro El cambio del poder (editado en 1990), Toffler estimó que en un año se producen en Estados Unidos 1,3 billones de documentos, suficientes para empapelar 107 veces el Gran Cañón del Colorado. A juzgar por todos los cálculos, las cifras siguen elevándose. Según cierta fuente, para 1995 Estados Unidos originaba cerca de seiscientos millones de documentos al día, capaces de llenar un cajón de archivador de 270 kilómetros de largo. Conforme se acerca el año 2000, se ven pocos indicios de que cambie esta tendencia; de hecho, la mayoría de la información de todo el mundo se sigue transmitiendo en papel.


Escribo este artículo, porque en todos mis trabajos anteriores, sin excepción, teníamos que imprimir todos los correos que se consideraban importantes, y paradójicamente casi todos los correos lo eran. Tenían que ser almacenados en archivadores por mínimo tres meses y para el caso de algunos hasta de un año como mínimo también; por lo que era común ver cantidades de papeles (toneladas de ellos), en el cuarto de reciclaje, era algo asombroso, sin exagerar, esta era la imagen que continuamente veíamos todos los trabajadores:

Por último, les invito a imprimir lo menos posible los correos electrónicos, pues de esta manera, preservamos el medio ambiente.