Slider[Style1]

Style2



Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

La doble autenticación para proteger el correo electrónico


Bajo el raro nombre de doble autenticación se esconde una forma de hacer nuestro correo inexpugnable a los hackers, puesto que para entrar hay que poner dos contraseñas y una de ellas sólo la podremos saber nosotros.
La doble autenticación, a pesar de su nombre es muy sencilla y con ella se evita que puedan entrar a nuestro correo usando nuestra contraseña, que previamente se ha obtenido de forma fraudulenta, algo en los que los hackers son expertos.
Este sistema de autenticación hay que activarlo en nuestra cuenta de correo, y todos los grandes proveedores de correo electrónico, como Gmail, lo tienen disponible. Si tu proveedor es otro puedes ver si esta nueva función está activa en la ayuda o puedes preguntar si hay un correo de atención al cliente.
Para entrar al correo con la doble autenticación lo primero que tenemos que hacer es poner nuestra contraseña, como siempre. Esta es la contraseña que averiguaban los hackers con distintos medios y que pueden seguir averiguando igual.
Es el segundo paso el que hace a esta forma de entrar en el correo la mejor para evitar robos de cuentas. En este segundo paso, y cada vez que entremos al correo, nuestro proveedor nos manda un SMS al móvil.
En este SMS hay una contraseña que sólo es de un uso y que cambia cada vez que entramos al correo. Al mandarla al móvil sólo nosotros tenemos acceso a ella y por lo tanto no hay manera de que nos la roben.
Cuando metemos esta segunda contraseña ya podemos entrar al correo  y ver nuestra bandeja de entrada, pues esta doble autenticación sólo sirve a la hora de entrar en nuestra  cuenta, no afectando a la manera en que la usamos.
Si tienes la oportunidad de ponerla te recomiendo que lo hagas, ya que de una vez por todas terminas con los robos de cuenta de correo electrónico. 

La mensajería instantánea destrona al correo electrónico


El correo electrónico ha sido el rey de la comunicación desde que Internet se popularizó. Esta forma de comunicarnos, casi instantánea y gratuita revolucionó las comunicaciones para siempre, pero pese a que va a seguir siendo muy importante en los últimos años, durante el 2014 el correo electrónico ha sido destronado.

Los datos de uso del correo electrónico son los más bajos del siglo, o lo que es lo mismo, podemos decir que ahora es cuando menos se usa el correo desde que Internet es una forma popular de comunicarse.

El culpable de que el correo electrónico haya perdido su trono es la mensajería instantánea. Este tipo de comunicación lleva muchos años existiendo, con el famoso Messenger a la cabeza, pero no ha sido hasta la llegada de los smartphones y de WhatsApp cuando esta forma de comunicarnos, sincrónica o instantánea, ha destronado para siempre al correo electrónico.

Esto es normal, ya que siempre llevamos encima el smartphone y WhatsApp es mucho más inmediato que escribir un correo. Además, por la forma en la que nos comunicamos, con WhatsApp evitamos mandar muchos correos, sobre todo a familiares y a amigos.

Los analistas dicen que la culpa es de los móviles inteligentes y de las tablets, que se prestan más a los mensajes cortos de las aplicaciones de mensajería instantánea que a escribir correos, algo lógico puesto que escribir algo largo con el teclado virtual es un suplicio.

Como he dicho antes, el correo no va a desaparecer ni mucho menos, ya que seguirá siendo la forma preferida de comunicarse de las empresas, del mundo educativo, etc., por lo que creo que estaremos usándolo durante mucho tiempo, aunque poco a poco lo iremos haciendo menos.


En tu caso, ¿has notado que usas menos el correo electrónico? Personalmente, cada vez lo uso más, pero espero tus opiniones para poder ver si lo que dice el estudio es cierto al cien por cien. 

Aplicar la regla de los dos minutos al correo electrónico


Los trabajadores del conocimiento tenemos que lidiar con montañas de correo electrónico todos los días, por lo que antes o después hay que establecer unas reglas para poder procesarlo sin pasarnos el día contestando correos.

Los métodos productividad personal hacen mucho hincapié en el tema del correo electrónico, pues los que desarrollan estos métodos han tenido que sufrir en sus propias carnes lo complicado que es gestionar el correo, sobre todo cuando a lo largo del día no paran de llegar.

Uno de los métodos de productividad más famosos del mundo es el GTD, y tiene una regla que se puede aplicar al correo electrónico, que se llama la regla de los dos minutos, la cual me parece muy interesantes.

La regla dice que si puedes hacer una cosa en menos de dos minutos no la dejes para luego, sino que la hagas en ese momento. De esta manera, la regla la podemos aplicar al correo electrónico que recibimos, para vaciar de forma rápida la bandeja de entrada.

En menos de dos minutos podemos procesar un correo electrónico. De hecho, procesar la mayor parte de ellos no  nos llevará tanto tiempo, porque irán a la papelera. Otros serán cosas que tienen que hacer nuestros compañeros de trabajo, y al final sólo quedan los correos importantes.

Aplicando esta regla varias veces al día, al final tenemos una bandeja de entrada razonable y con pocos correos importantes, que serán a los que tenemos que dedicar algo más de tiempo para contestarlos.

Si tienes problemas con el correo electrónico te recomiendo que emplees esta regla, sobre todo los lunes por la mañana, que es el día en el que más correos electrónicos sin leer se suelen tener en la bandeja de entrada.


La regla no es milagrosa, pero sí que te ayudará a ahorrar una buena cantidad de tiempo cuando proceses tu correo electrónico. 

Boxer, la nueva app para leer el correo electrónico en Android


En Android hay muchas formas de leer el correo y a partir de hoy podemos sumar una más, pues tenemos disponible la aplicación Boxer de forma gratuita, aunque con compras integradas dentro.

Boxer puede ser usada por cualquier persona que tenga correo electrónico (el 100% de los usuarios de Internet), pero por sus características está especialmente indicado para aquellos usuarios que manejan varias cuentas de correo de proveedores distintos.

Esto es así porque Boxer puede manejar cuentas de Gmail, Outlook, Hotmail, iCloud y algunos servicios más, siendo compatible con el protocolo IMAP y POP3, lo que en la práctica significa que es compatible con cualquier cuenta de correo electrónico.

Ya sólo por eso nos merecería la pena instalar la aplicación a muchos de nosotros, pero sus funciones no se quedan aquí, ya que por ejemplo, se integra con Evernote y se puede enviar mails con información, por lo que no tenemos que abrir esta aplicación de productividad personal para meter datos.

Evernote no es el único servicio en la nube con el que Boxer se integra, ya que también lo hace con Box y Dropbox, dos de los más conocidos, lo que nos facilita mucho la tarea de manejar archivos desde el correo, lo que no siempre es cómodo o fácil.

Con la integración con Evernote, Boxer puede ser útil para aquellos que se preocupan por su productividad personal, campo en el que destaca porque además tiene una lista de tareas pendientes con la que nos podemos organizar.


No sabemos si Boxer va a poder sustituir a otras aplicaciones para el correo electrónico que ya llevan un tiempo en Android, pero desde luego es una app a tener en cuenta para todos aquellos que tengan varias cuentas de correo y usen Evernote y Dropbox con cierta asiduidad, ya que esta app les facilita mucho la interacción. 

El correo electrónico como almacén digital


Hoy leyendo un artículo sobre productividad usando el correo electrónico me he encontrado con un “tip” o consejo que me ha parecido muy útil. Se trata de usar el correo electrónico como almacén digital, de la forma que vamos a ver a continuación.

El correo electrónico se consulta a diario y de hecho somos muchos los que entramos varias veces al día, por lo que es ideal para usarlo como almacén digital, pues aquello que guardemos en nuestro correo siempre estará “a mano”.

Sabiendo esto, ¿Qué podemos guardad? El autor del artículo que mencionaba antes ha escaneado algunos de sus documentos, como el carnet de conducir, libro de familia, y se los ha enviado a sí mismo a su correo electrónico.

Con esto se consigue tener una copia de los documentos más importante siempre a mano, lo que nos puede ayudar si los perdemos o necesitamos alguno de los datos que aparece en ellos. En este caso sólo tenemos que abrir la copia que tenemos en el correo, que además se puede escanear.

La idea es que estén siempre a mano, por lo que podemos crear una carpeta y guardarlos en ella. Si por seguridad no queremos tenerlos tan localizados, por si alguien accede a nuestra cuenta, los podemos dejar en la bandeja de entrada, poniendo en el asunto palabras descriptivas.

Si tu correo te permite poner etiquetas, otra opción es etiquetar cada envío con una o varias palabras, con el objeto de poder localizar el correo en unos segundos si nos hace falta alguna vez.


Por último, en el correo podemos guardad aquello que se nos ocurra, puesto que no se borrará y permanecerá años allí hasta que decidamos que la información que hemos enviado ya no nos es útil, momento en el cual lo podemos borrar, o dejarlo ahí puesto que nunca sabemos cuándo un documento nos va a hacer falta.